domingo, 30 de septiembre de 2012

Envejeciendo

Una foto anodina, solo válida como recuerdo personal y en un entorno que no la hace particularmente atractiva. ¿nos deshacemos de ella?
Quizás podamos encontrar una forma de darle valor, de hacer de ella algo mas que una foto recuerdo.
Con el tratamiento apropiado, podemos envejecerla y convertirla en una recreación de aquellas viejas fotos pintadas a mano cuando el color era incipiente en fotografía y resultaba complicado y caro.
Hubo muchos fotógrafos que se especializaron en pintar aquellas fotos, hoy convertidas al sepia de forma natural donde incluso los colores añadidos artificialmente se han deslavado.

Ahora , incluso el propio desangelado entorno contribuye a dar a la toma ese aire de vetustez que queríamos y... ¿quien dice que los graffitis son cosa de estos tiempos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario