lunes, 23 de julio de 2012

Los colores de Sallanches

Es cierto que un buen escenario a la hora de hacer fotos nos proporcionará en principio buenas tomas de las que presumir, pero no siempre las condiciones del momento o las limitaciones de la cámara o ambas cosas unidas ademas a la impericia del fotógrafo a la hora de medir y de configurar el disparo darán perse una buena foto.


En esta toma realizada a orillas de un laguito en las inmediaciones de Sallanches, población cercana a Chamonix en los Alpes franceses se intuye el potencial de la foto, pero el primer plano ha quedado oscuro al tratar de evitar que las nevadas montañas del fondo se quemaran, (decimos que algo está quemado cuando los blancos están por encima de un valor determinado y por mucho que los sub expongamos, nunca veremos texturas definidas, solo una mancha blanca)
Cuando la zona oscura en una foto tiene poca información, podremos recuperar algo de ella pero con mucho cuidado pues al hacerlo, corremos el riesgo de que aparezca lo que denominamos "ruido digital" que es algo similar al grano de las antiguas películas químicas pero producido por el calentamiento de la electrónica del sensor de las actuales cámaras digitales.




Gracias a la edición, en este caso algo mas elaborada que en el anterior ejemplo hemos conseguido recuperar la naturalidad y pureza de los blancos así como su textura, hemos potenciado el dramatismo del cielo que había quedado algo pálido al tratar de compensar las luces y hemos recuperado mucha información en el primer plano, incluido el color de la hierba agostada por las nieves recientes y los intensos fríos que aquellos días hizo por aquellos parajes

No hay comentarios:

Publicar un comentario